por Maru Mutti

Hola, soy Maru Mutti.

No creo en las cosas imposibles, y apuesto a soñar en grande.

Siempre fui de llevar un poco la contra. Mirando mi vida en retrospectiva, me doy cuenta de que es porque no creo que los estándares impuestos por la sociedad sean los correctos.

Nunca compré el “paquete” de la vida que “hay que tener”. Siempre tuve claro que yo iba a vivir la vida que quería tener.

Me cansé de escuchar mil veces que “vivir viajando es el sueño de todos, pero no es realista”, y me demostré a mi misma que podía hacerlo.

Creo en el poder de la manifestación, la mente y la energía del universo.

Pero sobre todo, creo en el poder individual para transformar nuestra realidad.

Maru Mutti

"Si tú no priorizas tu vida, alguien más lo hará por ti"

Greg McKeown

Llevar una vida simple es clave.

Por mucho que nos quieran hacer creer lo contrario, la verdadera felicidad está en lo más simple.

Cuando entendí el verdadero concepto del minimalismo como filosofía de vida, mi forma de ver el mundo cambió por completo.

Nunca fui una persona materialista y, viviendo como nómada desde 2014, aprendí a tener lo justo y lo necesario. Sin embargo, todavía tenía un largo recorrido interior por transitar.

No me llamo a mi misma “minimalista” porque no me gustan las etiquetas. Pero es cierto que es este el concepto que me guía.

Estoy obsesionada con el desarrollo personal y la productividad.

No para hacer más, sino para hacer menos.

Soy muy respetuosa en general, pero sobre todo con el tiempo. Sonará a cliché, pero es cierto. El tiempo es lo único que tenemos y lo que peor cuidamos.

Desde chica tuve claro que, en la medida de lo posible, no iba a permitir que alguien decidiera sobre mi tiempo.

Incluso cuando solo era una adolescente, me creé un sistema que me permitiera rendir al máximo en mis estudios, sin sacrificar mi tiempo libre. Mientras la mayoría de mis amigos se pasaba semanas preparando un examen, yo lo resolvía en cuestión de horas.

Ese sistema no tenía trucos mágicos ni muchos secretos. Simplemente, me basé en identificar cómo podía ser más eficiente que eficaz, y entendí que el foco es la clave del éxito.

Aún no lo sabía, pero fueron mis primeros coqueteos con lo que a mí me gusta llamar Productividad Minimalista.

Porque menos, siempre es más. En la vida, en el trabajo, en las relaciones, en todo.

Un estilo de vida

Mis hábitos, mi manera de trabajar, de relacionarme y de vivir están 100% ligados a mis objetivos personales y profesionales.

Estoy convencida de que la forma en que actuamos cada día son los cimientos de la vida que queremos construir.

Por eso, mi misión es ayudarte a que empieces a vivir esa vida que siempre soñaste.

Es ayudarte a que encuentres en la simpleza el espacio para todo eso que de verdad es importante en tu vida.

Es ayudarte a que te replantees tus prioridades, para que pongas el foco donde realmente tiene que estar.

Es ayudarte a que dejes de creer que tener una agenda llena de compromisos es cool, para que entiendas que el verdadero éxito está en poder hacer con tu tiempo lo que te dé la gana.

Para resumir, mi misión es ayudarte a que puedas vivir la vida que te merecés vivir.

¡Viví la vida que te merecés!