Priorizarse a uno mismo: ¿egoísmo o amor propio?

por Maru Mutti

Hay dos tipos de personas: los que creen que priorizarse a uno mismo es sinónimo de egoísmo y los que lo ven como un acto de amor propio.

Este artículo habla sobre el acto de priorizarse a uno mismo como una forma de autocuidado.

Nota: este artículo nace a partir de la reflexión que hice en mi podcast “Un Viaje Hacia Vos” en el que conté cómo llegué a un punto de agotamiento emocional extremo por intentar estar bien siempre para los demás. 

En esas ganas de ser un apoyo incondicional para otros, me olvidé de estar para mí. Me perdí, me desconecté y me descuidé. 

Si resonás con esto que te acabo de contar muy resumidamente, te invito a que escuches también el episodio, en Spotify o en tu plataforma preferida.

La importancia de priorizarse a uno mismo - autocuidado y amor propio o egoísmo
Foto de Imani Bahati

¿Qué es priorizarse a uno mismo?

Priorizarse a uno mismo implica que vamos a reconocer y atender nuestras propias necesidades, emociones, energía y bienestar antes de satisfacer las expectativas de los demás

Deseo recordarte que cuando te estás dando prioridad a vos mismo, no significa que, de forma egoísta estás descuidando a los demás. 

Nadie puede estar bien para otros, sin estar bien primero para sí mismo.

Anteponer tu bienestar ante todo no es egoísmo sino respeto. Respeto hacia vos, amor hacia vos.

¿Cómo empezar a ver por mí?

El primer paso para priorizarse a uno mismo, al menos para mí, es olvidar esa concepción equivocada de que pensar primero en vos está mal.

Parece repetitivo y hasta redundante, pero es que a veces es muy fácil sentir culpa por poner nuestras necesidades por delante.

Pero además, para poder priorizarse es esencial también que tomes conciencia de cuáles son tus propias necesidades, más allá de lo que otros o tu entorno espere de vos. 

Como siempre digo, para esto es fundamental comprometerte con tu proceso de autoconocimiento. Cuando sos capaz de reconocer fácilmente lo que te pasa, lo que te hace bien y lo que no, es más fácil que puedas identificar dónde está tu límite. Vas a saber hasta dónde podés dar para no terminar con la energía por el piso.

¿Cómo priorizarse a uno mismo?

Hay muchas formas de priorizarte. Acá te voy a dejar una lista con algunas ideas que me parecen importantes recordar siempre.

  • Establecer límites

Muchas veces hablo de la importancia de saber decir que no cuando lo necesitamos. Por mucho que a veces nos quieran hacer creer lo contrario, decir no también es un acto de autocuidado.

  • Descansar sin culpa

Vivimos en una sociedad en la que no tener ni un momento para respirar es cool y hasta sinónimo de status.

Estoy acá para recordarte de que esto no es así. La vida pasa muy rápido como para estar llenándola de compromisos y obligaciones que no nos aportan nada y nos dejan sin energía.

Descansar es importante y descansar es necesario. Te invito a que empieces a hacerlo sin culpa y no solo eso, que empieces a disfrutar plenamente de tus momentos de relax.

  • No escapar de lo que te pasa

Muchas veces no queremos indagar en lo que estamos transitando (por miedo, verguenza, bronca, lo que sea). 

Te invito a que dejes de escapar de lo que te pasa y que te animes a reconocerlo, aceptarlo y, a partir de ahí buscar la forma para transformarlo.

Las herramientas como la autoindagación, el journaling, la meditación, la respiración consciente son buenísimas para anclarse al presente, habitar la incomodidad que pueda representarnos y trascender todo lo que necesitamos soltar.

  • Tomar distancia

A veces, todo lo que necesitamos es alejarnos de entornos, personas o situaciones que bajan nuestra vibración. 

Esto no quiere decir que sean personas, entornos o situaciones tóxicas, sino simplemente que en un determinado momento son dañinas para vos. 

Dicho esto, si reconocés que hay elementos que sí son tóxicos en tu vida es importante que dejes ir lo que no te suma. Si hacerlo representa un desafío para vos, es importante que busques la ayuda de un profesional. (Pedir ayuda está bien, no lo olvides).

  • Hacer algo que te haga sentir bien

Dedicá tiempo a hacer cosas que te gusten, que te saquen del bucle de pensamientos, que te diviertan.

Puede ser leer un libro, escuchar un podcast, practicar un deporte, tocar un instrumento, pintar mandalas, mirar una peli, jugar a un juego de mesa, salir a tomar algo con amigos… ¡lo que sea!

  • Regalarse tiempo a solas 

Es normal, a veces, querer evadir el tiempo a solas. Nos asusta el silencio, el aburrimiento, el enfrentarnos a lo que nos está pasando de verdad.

Pero pasar tiempo a solas es absolutamente fundamental para poder volver a nuestro Ser, a conectar con quienes somos, con lo que queremos. 

El tiempo a solas es ideal para priorizarse a uno mismo porque no va a haber nadie que esté esperando algo de nosotros (excepto vos, claro 😉).

  • Conectar con la naturaleza

 Hay muchas formas de conectar con la naturaleza, pero lo importante es que esa manera de hacerlo resuene con vos.

A mí, por ejemplo, me encantan los parques. Y aunque vivo al lado de la playa, conectar con la naturaleza de esa forma no significa tanto para mí como ir a sentarme en un lugar verde, con los pies descalzos sobre el césped. 

Si tenés la posibilidad de elegir, elegí la opción que más resuene con vos y disfrutá de esos momentos al máximo.

  • Expresar las emociones 

No reprimas tus emociones. Si querés llorar, llorá; si querés reír, reí; si querés gritar, gritá.

Escucháte. Te invito a que le prestés más atencion a lo que tu cuerpo te pide que a lo que te dice la mente. La mente actúa a través del ego, que es ese escudo protector que nos creamos, pero no siempre tiene la razón.

  • Ser compasivo ante todo

Sea lo que sea que sientas, lo que te pase, lo que necesites, tratáte con compasión.

No te juzgues, tenéte paciencia y date mucho amor, siempre. 

¿Cómo dejar de pensar en los demás y pensar en uno mismo?

Quiero reforzar esto: dejar de pensar las necesidades de los demás para priorizarse a uno mismo no significa desvincularse emocionalmente de los demás, sino reajustar el equilibrio

Insisto con que no podemos cuidar a otros sin cuidarnos a nosotros mismos. Y si lo hacés, si cuidás de todos pero te descuidás a vos, tampoco vas a estar siendo el soporte que el otro necesita.

Si tu energía está vibrando a un nivel bajo, por mucho que intentés darlo todo de vos para otro, vas a estar dando desde una frecuencia que no es ni sana ni efectiva


Quiero regalarte un fragmento del libro “Vibrar en positivo, vivir en positivo” para que reflexiones sobre este tema.

“Distanciarse o alejarse de quienes constantemente hacer bajar tu vibración no es egoísta ni una señal de debilidad. La vida consiste en alcanzar el equilibrio. Consiste en repartir bondad, sí, pero también en no dejar que nadie se aproveche de esa bondad.

Vex King

📌 Guardá este artículo en Pinterest

Cómo priorizarme a mi mismo | Ideas para priorizarse a uno mismo

También te puede interesar

Dejá un Comentario

* Al enviar un comentario aceptás que estás de acuerdo con nuestra Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

FORMÁ PARTE DE NUESTRA COMUNIDAD

@2020-2024 – Maru Mutti © – Todos los Derechos Reservados.

Política de PrivacidadPolítica de CookiesAviso LegalPropiedad Intelectual